Beading “Show ‘n’ shine” kit: prueba y análisis de la cera

Hace unas semanas el equipo de Beading se puso en contacto conmigo para proponerme algo que nunca antes había ocurrido en Divex Motor: probar algo que no fuera un coche. El reto me pareció interesante puesto que algo que caracteriza a todos los locos de los coches es nuestra pasión por los detalles y el cuidado de nuestros coches y que una empresa que se describe como Beading  lo formamos unos apasionados de los coches que nos encanta mantenerlos siempre limpios y perfectamente mantenidos.” acerca esa filosofía con la que me movió a crear Divex: la pasión por los coches. Así que, una vez establecido un acuerdo con Beading de libertad total para realizar el artículo que vais a leer, accedí a recibir el kit “Show´n´shine” y probarlo con la tranquilidad de poder escribir lo que realmente me parecen estos productos, especialmente su cera Show Wax. Quisiera explicar antes que nada que, para realizar este análisis lo más completo pero a la vez directo posible, se me ocurrió utilizar como “sujetos de laboratorio” a mis dos coches: Citroen Saxo VTS y Subaru WRX STI, el primero de color gris (bitono), el segundo negro, disparidad de colores que vendrá bien para comparar resultados en gamas claras y oscuras. El primero un pequeño compacto del segmento B, el segundo una berlina del C y para apreciar con mayor precisión la cantidad de producto necesario. Para ambas aplicaciones, seguí la misma dinámica detallada más adelante.

El kit Show ‘N’ shine

El kit recibido está compuesto por el producto estrella de la marca: la cera Show Wax de 25 ml, una esponja de aplicación, una toalla de microfibra y unas muestras de Waxaddict Quick GlossWaxaddict Fo’show Spray Wax. Siguiendo las instrucciones que podrás encontrar en la descripción de cada producto en la web de Beading, lo que hice previamente fue lavar a conciencia los coches . Posteriormente, tocó secarlos con las bayetas de microfibra que uso habitualmente y buscar una sombra donde poder observar tanto el estado de la pintura antes, durante y después de la experiencia. Entonces procedo a aplicar inicialmente la cera Show Wax por el techo, en ambos casos. Primero sobre el lado del conductor, hago unas líneas rectas y luego procedo a extenderla en forma de círculos. El olor es muy agradable y queda un tono velado rosado. Una vez comprobado que no queda ni un cm cuadrado sin cubrir, elijo la zona amarilla de la toalla para quitar la cera y la gris para dar la pasada de gracia. Me retiro y contemplo. Brillante. Repito la operación en el otro lado del techo. Justo según termino en el caso del Saxo, como las matemáticas mandan: día que lavas el coche tras tiempo sin hacerlo, día que llueve y entonces empieza a chispear, momento para recoger todo e irme a una zona techada. También es cierto que este contratiempo no resultó ser si no una gran oportunidad para ver el efecto repelente de la cera sobre el agua, quedando así: Ahora retomo la aplicación de la cera por el lateral izquierdo, luego la zaga, el lado derecho y, finalmente, el capó. La operación, calmada y analítica no llevó en total ni media hora (hablo de tiempos exclusivos encerando la carrocería) en el caso del Saxo y menos de 40 minutos para el Impreza y, al ser inmediato, los efectos se pudieron apreciar desde el momento en que se pasa la toalla bicolor.

El resultado

La cera hace relucir de nuevo la pintura del coche con un brillo espectacular, se nota según te das cuenta que has retirado lo que has aplicado con la esponja y cuyos restos se han quedado en la toalla. Luce y reluce. Da la sensación de que la cera de Beading ha hecho rejuvenecer el aspecto de la pintura que, sobre todo por la edad del Saxo, ha pasado todo tipo de inclemencias y, aunque los coches utilizados viven mayoritariamente en garaje, los viajes, vacaciones y desplazamientos al trabajo los dejan bastantes horas anualmente expuestos y un tratamiento tan sencillo de aplicar cuyos efectos se aprecian desde el minuto cero y que resisten las posteriores dificultades estacionales no solo protegiendo si no mejorando la apariencia del coche. Pero podrías decir que esto se debe a un “efecto placebo” sufrido por quien cree estar mejorando el estado… sino fuera porque los que han visto el coche una vez fue encerado me preguntaron o simplemente me dijeron “cómo brilla tu coche ¿no?” Incluso, amigos que conocen de primera mano al pequeño deportivo, confirman mi impresión: brilla y luce como nunca. Respecto del Subaru, el cual cumplirá seis años a finales de 2017, aún a pesar de ser más joven y tener en mejor estado la pintura, ha ganado enteros en apariencia, dando una mayor presencia al color negro y resaltando la “musculatura” de la carrocería.   Pasadas tres semanas desde la aplicación inicial en el Saxo, ha lloviznado con barro sobre el coche, ha sido aparcado bajo árboles, ha cogido polvo en el garaje y todo ello se elimina sin esfuerzo pasando una bayeta de microfibra ligeramente humedecida y queda como nuevo con una “ducha” en un lavado a presión. Lo más sorprendente (alucinante, para que el diablo no se ría de la imprecisión de mi expresión) fue lo que viví cuando comprobé un tarde antes de mi viaje de vuelta del trabajo: un simpático pajarillo decidió regalarme uno de sus desechos (cagada) quedándose éste pegado en la aleta izquierda, cuando llegué al garaje de casa, su recuerdo había desaparecido ¿magia? Supongo que las ceras, el sol, el calor y el aire hicieron piña para que su detalle se desprendiera sin mi intervención, sin esfuerzo alguno, sencillamente, se había caído en algún punto de mi trayecto.

Conclusión

El PVP del kit utilizado en este artículo para el encerado del vehículo es de 17€ en la tienda de Beading y aseguran una cantidad de cera suficiente para ser aplicada hasta en cuatro ocasiones. Teniendo en cuenta que Beading afirma que, en coches con uso diario, el efecto dura de dos a tres meses (es decir, cuatro veces darían para un año) y en los de uso esporádico más de siete meses, el precio de este kit es muy bueno y si se compra el recipiente con el doble de cantidad (50 ml) por solo 8 € más, la inversión es más que rentable y económica de estos productos que sí se ajustan al concepto de premium. Además, aunque el desembolso inicial sea mayor al incluirse en el kit la esponja aplicadora y la toalla abrillantadora, sobre todo en el caso de la segunda, merece infinitamente la pena adquirir el pack puesto que ambas herramientas se pueden lavar y reutilizar en lo sucesivo por lo que solo es necesario comprarlo la primera vez (hasta que haya que jubilarlas, obviamente).

Descuento

Una vez hayas leído este análisis y creas que Beading es la cera que estabas buscando para tu coche, queda una buena noticia más y es que podrás obtener un 10% de descuento en tus compras para cualquiera de sus artículos sin importe mínimo, usando para ello el código “divexmotor” (válido hasta el 30 de septiembre de 2017) o un 20% para el kit completo Show’N’Shine introduciendo el código “VMH1T1J” (válido hasta el 30 de julio de 2017, unidades limitadas, no compatible con otros descuentos).

Quisiera aclarar que este descuento es un detalle que tanto Beading como Divex Motor hacemos para quienes hayáis considerado útil este artículo y que, en ningún momento, mi web se lleva ningún tipo de bonificación alguna por parte de Beading, solo su reconocimiento para con Divex como publicación especializada y la inclusión en su página como web colaborador.

2 comentarios sobre “Beading “Show ‘n’ shine” kit: prueba y análisis de la cera

  1. El resultado salta a la vista. Además, según constatas parece un producto de calidad.
    Yo utilizo una cera líquida y lo que más me gusta es el brillo que aporta y que cuando se ensucia, pasas por un lavado manual de 1 euro y el coche vuele a lucir como nuevo. No se adhiere la suciedad.

    Saludos.

    1. Una vez más, gracias Emlata por participar.
      Como dices, además de que el resultado es casi inmediato, sus efectos perduran y ayudan a mantener el coche más vistoso.
      Es una pequeña inversión en comparación de cuántos enteros gana la apariencia del coche incluso después de los peores enemigos de nuestros amores: pájaros, lluvia, polvo y suciedad…

Deja un comentario