Con la llegada del invierno, las brumas, las heladas, la nieve y la sal sobre el asfalto, se hace aún más necesario cuidar la carrocería del vehículo y, por eso, ahora más que nunca, aplicar la cera Beading ayuda a mitigar todos esos agentes externos agresivos tanto si tienes un coche nuevo como si no.

Los amigos de Beading lo saben bien y, por este motivo, han vuelto a confiar en Divex Motor para realizar un análisis imparcial de su producto invernal, la cera “Show Wax Winter Edition“.

Como ya tienes disponible desde el verano pasado en un extenso artículo, que puedes leer clicando en este enlace, y por eso resumiré éste a la aplicación de esta variante de su Cera Beading Show Wax y a su evaluación, te animo a leerlo previamente si desconoces la primera toma de contacto con estos productos.

Cera Show Wax Winter Edition

Como introduje al inicio, la meteorología invernal se clava tanto o más que el punzante sol de verano, la sal adherida a la pintura duele solo verla y las brumas nocturnas dejan unos lustrosos chorretones con la llegada del día, por eso en invierno, si no puedes evitar dejar a la intemperie tu coche o, aunque puedas hacerlo como es en mi caso, simplemente te gusta cuidar de él aunque duerma cobijado en garaje, dar una capa protectora te lo agradecerá.

Lo primero por estética, como ya dejé patente en el primer artículo, el brillo que desprenden los coches tras la aplicación y asentamiento de la cera es espectacular, tanto que con la cera Beading winter Edition ocurre lo mismo. Según se aplica se aprecia cierto brillo rejuvenecedor pero, si algo he comprobado tras la aplicación de la Show Wax como de esta invernal es que dejar pasar unas horas hace más patente la ganancia de luminosidad de la pintura del coche.

Pero yendo a lo que importa ¿es realmente efectiva la cera Beading? Sí, sin duda. Durante las Navidades he recorrido en viaje familiar la provincia de Navarra atravesando lluvias, nieves y heladas tanto de la Comunidad Foral como de La Rioja, Soria y Guadalajara, teniendo que dejar a la intemperie durante siete noches el coche.

A sabiendas de esto, justo en la previa a la Nochevieja, apliqué la cera en el vehículo. Así lucía momentos antes de empezar el trabajo.

Nada más abrir abrir el recipiente lo que llega a los sentidos es su olor, a coco, totalmente a coco, si bien la Show Wax tenía un agradable sabor a frutos rojos dulces, ésta huele a coco.

Además cambia el color del rosa de la cera “veraniega” al blanco de la invernal. Esto se debe a que, para la mejor protección de las inclemencias de los meses más fríos del año, los amigos de Beading han modificado su composición añadiendo, entre otras curiosidades, aceite de coco.

El cambio no es solo olfativo y visual ya que, untada sobre la esponjilla que ya utilizara en las primeras aplicaciones (limpia y guardada desde entonces), se aprecia diferencia con la otra, es más densa y, tanto al hacer las “tiras” iniciales sobre la carrocería como extenderla es más lento, puesto que es más espesa.

También ahora la cera se ve más aplicada sobre el coche supongo que por el propio color blanco, por su color blanco lo que ayuda a saber qué zonas ya han sido tratadas y cuáles no.

Igualmente hay diferencia a la hora de retirarlas con la agradable toalla: se quita con una facilidad pasmosa. Solo hace falta “acariciar” la superficie del coche con la toalla bicolor para sentir cómo la arrastra como si nada.

Una vez se retira la cera, se usa la otra cara de la toalla para rematar la acción.

Y listo.

Para el Subaru que acompaña el artículo, invertí una hora de reloj, y gastando cerca de un tercio del contenido inicial del recipiente.

¿Los resultados? Visibles.

Conclusiones

La más inmediata es que se aprecia un mayor brillo de la carrocería, incluso al tacto con los dedos parece más suave (sí, hay que acariciar también a tu coche, sí xD)

Pero lo que realmente me importaba en esta ocasión es su eficacia de protección ante las asquerosas marcas de polvo, barro, sal y suciedad que se pegan tras rodar en carretera.

Como decía, el temporal de inicio del año presente lo hemos vivido en carretera, por suerte sin repercusión negativa ninguna pero sí que el coche quedó en un estado un tanto guarro por lo que era necesario lavarlo.

Pero como todo en la vida, hay prioridades y su ducha no ha llegado hasta casi una semana después de aparcarlo definitivamente en el garaje, con lo que la adherencia de esta suciedad ha tenido más que tiempo para echar “raíces”, es decir, que se ha agarrado bien.

Y como las palabras tienen mucho poder pero las imágenes pueden aumentar su trascendencia, tienes tres vídeos donde se ve el antes del lavado a presión (no he querido usar ni esponja ni bayetas precisamente para ver cómo y cuánto se eliminaba solo con la acción de la pistola de agua).

Otro inmediatamente después a finalizar

Y, finalmente, otro a pocos metros del lavadero donde, por la mera acción del viento fluyendo contra la carrocería ha secado el techo que es uno de los efectos visuales que más me gusta de aplicar la cera de Beading: ver caer el agua chocar contra la carrocería (cuando llueve y voy conduciéndolo) y contemplar cómo las gotas “contradicen” la física yendo a favor del viento y contra la marcha del vehículo.

Es obvio que no es un producto de limpieza y que, la suciedad más resistente ha aparecido en forma de marcas difusas sobre todo en los pasos de rueda posteriores tras secarse por completo la carrocería

pero es patente que la efectividad de la cera Winter Show Wax es alta, muy alta, en cuanto a realizar tareas de protección directa de la carrocería.

Nuevamente, quedo muy satisfecho con los productos facilitados por Beading y vuelvo a recomendarlos ya que, bajo mi neutralidad, entiendo que son útiles tanto para mejorar el aspecto del coche como protegerlo de lo que tanto nos duele cuando lo dejamos en la calle (por desgracia no me refiero a los toques de los “simpáticos” aparca-de-oídos) que es la suciedad y el agua en forma de lluvia, nieve o incluso hielo.

Descuento por ser lector

Una vez más, ahora que te has decidido por Beading y sus productos tengo una buena nueva que comunicarte: tienes un descuento del 15% por ser lector de Divex Motor, introduce el código ` divexmotor ´ cuando formalices tu pedido y ¡disfruta de los productos que elijas con rebaja!