El coche más potente del mundo, una carrera de relevos inconclusa

El coche más potente del mundo, una carrera de relevos inconclusa

Quede por delante que, en plena ebullición de la nueva era eléctrica de la automoción, donde, a tenor de cada nueva incorporación al listado de hiperdeportivos eléctricos supone y supondrá una casi obligatoria actualización de este listado que ordena la clasificación que rige cuál es el coche más potente del mundo, los que parecen peor parados en la lucha por alzarse con tal cetro son los coches con motores térmicos.

¿El coche más potente del mundo es gasolina, diésel o eléctrico?

Esto supone que ya de poco sirve hacer dos listas diferenciando cuál es el coche eléctrico más potente del mundo y cuál es de gasolina o diésel porque, además, estoy seguro que cada vez será más difícil hacer que destaque uno que recurra a un combustible fósil, mientras que, para los de batería o de pila de combustible de hidrógeno, los coches de la nueva era comerán terreno a los que aún se aferran a los carburantes tradicionales, a menos que, algún combustible sintético salve de la quema, nunca mejor dicho, a las que parecen abocadas irremediablemente a la extinción.

Quede por delante que, para este listado, solo recogeremos automóviles ya la venta, aunque sea en fase de preproducción pero con especificaciones definitivas, nada de proyectos de crowfounding de dudosa credibilidad, solo los coches más potentes del mundo aunque su fabricación sea limitada a un puñado de piezas.

Sea como fuere, así se establece la hegemonía que ensalza al deportivo con mayor potencia jamás construido y una lista de aspirantes o reyes destronados.

Lotus Evija: el coche más potente del mundo

Al fabricante de Hethel, la inyección de capital chino le ha permitido lanzarse de manera tan potente como nunca antes había hecho. Tanto es así que, el coche más potente del mundo es el Lotus Evija, “ibaiya” para los británicos y, supongo que, “hebilla” para los de Gibraltar, que seguro que me perdonarán la poca gracia del chiste, que, con 2.000 CV extraídos de sus cuatro propulsores, recurre a la electricidad para catapultar a un coche que debería estar ya en fase de construcción desde mayo de 2021, anuncia ser el coche con mayor potencia del mercado puesto que ya ha sido comercializado.

Rimac C_Two, los eléctricos mandan

Mucho se habla de Elon Musk en la nueva industria del coche pero Mate Rimac es el genio emergente que, por edad, aún tiene mucho que aportar porque, además de su Rimac C_Two camino de la línea de ensamblaje con sus 1.940 CV de potencia, demuestra que, lo que pueda salir de esa mente maravillosa, vendrá a proponer que otra movilidad es posible pero igual de emocionante que aquella con la que crecimos siendo niños los de su generación.

Hennessey Venom F5, el recién llegado

John Hennessey se ha quitado, al fin, la espinita y ha pasado de fabricar un Lotus Elise hormonado a una admirable producción de flagrante inspiración en los deportivos más exuberantes del planeta para demostrar que Hennessey Performance es más que un mero preparador de pick-ups monstruosas. Su producción, limitada a 24 piezas, con 1.817 CV cada una de ellas, es un verdadero huracán de potencia capaz de superar los 500 km/h y también los 2 millones de euros por ejemplar.

SSC Tuatara, un polémico aspirante a (casi) todo

Record de velocidad

Otro sueño cumplido a partir de otro soñador que, aunque tuvo que cambiar el nombre de su empresa, su objetivo ha sido cumplido y el SSC Tuatara ya es una realidad, cara y potente, pero realidad: 1.775 CV y 1,4 millones de euros.

Koenigsegg Jesko, en pie

Y si de honrar a los “padres” de las criaturas o de los coches más potentes se trata, a Christian von Koenigsegg nadie le gana homenajeando a Jesko, su padre, al que rinde pleitesía haciendo un coche de 1.623 CV y más de 2 millones de euros.

Bugatti Chiron Super Sport 300+, no será el coche más potente pero sí el más rápido

Porque, si bien el coche más rápido del mundo no tiene por qué ser el más potente, sí que es cierto que el Bugatti Chiron Super Sport 300+ forma parte del listado de los autos más poderosos del planeta (y también de los más caros:  3,5 millones de € por cada uno de los ejemplares dotados de 1.600 CV).