Prueba: Suzuki Swift Sport 2022, ¡y benditas »pelotillas» deportivas!

Prueba: Suzuki Swift Sport 2022, ¡y benditas »pelotillas» deportivas!

29 julio, 2022 Desactivado Por Ruben Amancio

Os traemos la prueba del Suzuki Swift Sport 2022, un coche urbano deportivo muy interesante del que os contamos nuestras impresiones.

Seré sincero: el Suzuki Swift Sport siempre me ha llamado la atención. Es uno de esos coches pequeños  y deportivos con chicha, es decir, con un motor con aspiraciones deportivas y que se agradece en un momento en el que estos coches del segmento A son, mal que nos pese a unos cuantos, una especie a extinguir.

El Suzuki Swift Sport 2022 por fuera

Tiene un diseño muy, muy llamativo, con unas llantas de 17″ en color negro y cromado que redondean un conjunto de un coche con aspecto musculoso, que, además, incluye unas taloneras y un difusor trasero en símil carbono rodeando las dos colas de escape redondas que le confieren un cierto aspecto deportivo.

Prueba del Suzuki Swift Sport

Es un coche urbano deportivos, que se mueve bastante bien por la ciudad, ya que mide 3.84 x 1.49 x 1.73 de largo, alto y ancho respectivamente, lo cual nos permite aparcarlo en sitios pequeños en los que cabría algún coche urbano de similar tamaño pero totalmente diferente.

¿Cómo es por dentro el Suzuki Swift Sport 2022?

Abres la puerta, te acomodas en su interior y te encuentras con unos asientos semi baquets de buena factura, que, además, incluyen de serie su calefactado, aunque con un pero: no son aptos para caballeros fornidos. En efecto: si, como yo, eres de «huesos anchos», los asientos te van a parecer estrechos; si bien, que sean estrechos no significa necesariamente que sean incómodos.

El volante es el primer punto que llama la atención del cockpit del Suzuki Swift Sport 2022: es pequeño, lo cual redunda en su carácter deportivo; tiene el aro fino y poco mullido, las costuras en rojo (que evocan deportividad) y la parte inferior interna está hecha en plástico con acabado negro piano.

El cuadro de instrumentación muestra dos esferas grandes, con un estilo que me recuerda al estilo del Lexus IS 200, con un tamaño grande y sencillo de leer. En el medio se encuentra una pequeña pantalla digital, la cual incluye unos gráficos sobre el turbo, el uso del acelerador y del freno, o las fuerzas G.

La pantalla central tiene el tamaño adecuado, sin volvernos locos, un funcionamiento correcto y con las funciones justas y necesarias. Y, albricias, un climatizador con los mandos táctiles, cosa cada vez menos común en los coches modernos y que tanto echamos de menos.

En cuanto al maletero del Swift Sport híbrido, aun siendo pequeño, hemos podido ponerlo a prueba gracias a un viaje familiar, en el que si bien no ha salido muy bien parado, sí que nos ha permitido cargarlo con bastantes bultos y ha cumplido su función.

Conduciendo el Suzuki Swift Sport 2022

O, resumiendo, cuando 129 cv son suficientes para pasártelo como un niño en el parque de atracciones. Sí, el motor del Swift Sport de 2022 es el BoosterJet que cubica 1.4 litros y esta vez está acompañado por un turbo (la anterior generación montaba un 1.6 atmosférico) y, a la vez, incorpora la ayuda de un motor eléctrico de 48v.

Dicho motor eléctrico aúna su potencia junto al motor térmico básicamente en la aceleración, haciendo que el motor se encuentre lleno en prácticamente todo su régimen, lo cual hace que el Suzuki Swift Sport 2022 se mueva con soltura tanto a 2.000 rpm como en su techo a las 6.000 rpm.

Prueba del Suzuki Swift Sport

Y, tal y como decía Gordon Murray, «no me multipliques la potencia: divídeme el peso». Esa frase la deben de tener bien escrita, con grandes caracteres, en la fábrica de Suzuki. El Swift Sport MHEV pesa 1.095 kilos, lo cual le da una ventaja en carreteras reviradas, tal y como veremos más adelante.

Y es ahí, en esas carreteras ratoneras que todos conocemos, donde el Suzuki Swift Sport mejor se desenvuelve, y donde nos muestra todas las bondades de un chasis excepcionalmente puesto a punto por la gente de Suzuki Motorsport.

¿Cómo es el chasis del Suzuki Swift Sport 2022?

Suzuki utiliza su Swift para patrocinar su equipo de rallyes, y todo el buen hacer que demuestran en los rallyes lo han sabido plasmar en el Swift de calle.

Coges el Suzuki Swift Sport 2022, lo arrancas, te ajustas el cinturón y sales en busca de ese tramo de carreteras locales y comarcales en el que poder sacar a relucir todo lo bueno de este coche. El motor, como ya he comentado, se muestra lleno de par en prácticamente todo el régimen y hace que puedas aprovechar y salir de las curvas con una marcha mayor de la que saldrías habitualmente.

Pero no todo en esta vida es correr en línea recta, y para eso se inventaron las curvas. Y aquí es donde hemos comprobado durante esta prueba del Suzuki Swift Sport 2022 que coche se comporta a las mil maravillas: puedes retrasar la frenada más que con cualquier otro coche, ya que cuando pisas el freno, clava el morro y te permite trazar la curva sin grandes sobresaltos.

Se aguanta muy bien en curva, ayudado por los neumáticos que calza, y permite salir con soltura de la curva y estar dispuesto a trazar la siguiente curva una y otra vez, sin fatigar en exceso el equipo de frenos. Y si ahuecas el acelerador, la trasera tiende a hacer un pequeño barrido para terminar de colocar el coche. Pura adrenalina al servicio de su conductor.

¿Se puede mejorar el Swift Sport híbrido?

Sí, sin duda. Si me pensara comprar un Swift Sport, y lo hiciera con vistas al uso para el que se supone que está predestinado, esto es, usarlo en carretera de curvas, yo tendría muy claras dos mejoras imprescindibles: una, montar unos neumáticos semislick que incrementen el agarre; y dos, un escape sonoro.

Este último punto es, quizá, lo que menos me ha gustado del coche. Si bien estéticamente los escapes redondean una trasera muy deportiva, uno espera que el sonido del coche vaya en consonancia con el tamaño de los escapes (que, además, son reales, nada de escapes falsos como hacen en otras marcas).

Prueba del Suzuki Swift Sport

Y es que arrancas el Suzuki Swift Sport 2022 y lo que esperas es un rugido, un gorgoteo que te erice los pelillos de la nuca y te ponga «en guardia» desde el minuto uno. Sin embargo, el sonido que emana de los tubos de escape es bastante sencillo, sin estridencias de ninguna clase, y que apenas dan muestra del verdadero carácter del coche: se podría decir que lo han edulcorado.

Conclusiones finales

Voy a comenzar la conclusión de la prueba del Suzuki Swift Sport 2022 con una pregunta. ¿Me lo compraría? Rotundamente sí. Es un coche llamativo (el color naranja le sienta bastante bien); con carácter deportivo y que se mueve como pez en el agua en carreteras secundarias.

Prueba del Suzuki Swift Sport

Y, además, en su versión de 2022, incluye esa microhibridación tan de moda últimamente, y que le confiere poder lucir en su parabrisas la pegatina ECO para, de paso, fomentar su uso como coche de diario en la ciudad y como coche «para sembrar el mal» los fines de semana.

Eso sí, como he comentado en el párrafo anterior, yo tendría muy claras dos mejoras que podrían aparecer en el catálogo de accesorios, y que no deberían ser excesivamente caras, pero que terminarían de redondear y de mejorar un ya de por sí muy buen producto, más si atendemos a que el precio del Suzuki Swift Sport híbrido, según el configurador de la marca, parte desde 24.055 euros.

Bravo, Suzuki.

Te interesa: